en favor de los alumnos



domingo, 11 de agosto de 2013

LAS ACTIVIDADES PERMANENTES EN LOS PRIMEROS GRADOS




Se trata de un conjunto de actividades complemento de los proyectos con la intención de impulsar el desarrollo de habilidades lingüísticas de los alumnos dirigidas a fortalecer sus prácticas de lectura y escritura. El maestro las desarrolla de manera continua a  lo largo del ciclo escolar y se realizan de manera regular  antes, durante  o después de los proyectos didácticos en función de las necesidades de los alumnos y de la etapa en que se encuentren  respecto de la apropiación del sistema de escritura, de tal manera que una actividad permanente podrá ser desarrollada por el grupo más de una vez si se considera necesario. En general, las actividades permanentes tienen un carácter lúdico, suelen formar parte de una rutina periódica, tienen distinta duración; no exigen necesariamente la elaboración de un producto; pueden ser propuestas por los alumnos, o pueden surgir de un asunto imprevisto que llame la atención del grupo como las siguientes:
 
  • El nombre propio
Escribir el propio nombre permite a los estudiantes incursionar en la práctica de la escritura con sentido. Reconocer la escritura del nombre de sus compañeros, de sus papás de su maestro les permite conformar un grupo de pertenencia, para afianzar los lazos afectivos sociales, y contribuye también a la construcción de la identidad grupal. Identificar su nombre y el de sus compañeros en gafetes, carteles y lista de asistencia; realizar diversas actividades con el nombre propio y el de sus compañeros: escribir los nombres en tarjetas y colocarlas en las paredes para visualizarlos, identificar entre varias tarjetas la que corresponde a su nombre; durante varios días los niños hacen etiquetas con sus nombres y los colocan en diferentes objetos, así como llevan a cabo diversos ejercicios como decir con cuál letra empieza determinado nombre, cuál es la primera letra de…quién tiene un nombre que empiece igual que…
  • Trabajar con la lista de asistencia, escrita en una cartulina pegada en la pared. Los niños registran cada día su asistencia, identificando su nombre. También identifican nombres de sus compañeros y los comparan (los que inician o terminan con la misma letra y aquellos con muchas o pocas letras).
  • Audición de textos. Escuchar leer al maestro, a los compañeros o a los familiares cuentos, poesías, adivinanzas, rimas y trabalenguas, con mucha frecuencia. Aprovechar la biblioteca de aula para exploración y lectura compartida de textos.
  • Leer con ayuda diversos portadores de textos. Letreros en las calles, envases, revistas, periódicos, carteles, anuncios, envolturas, etiquetas, calendarios, cajas de gises, recibos y todo aquello que esté dentro o fuera del salón de clases y tenga alguna escritura para identificar dónde se lee, la direccionalidad de la escritura y el reconocimiento de palabras o letras.
  • Promover la escritura desde el inicio. Aún cuando el alumno lo realice de manera no convencional, por medio de dibujos, palabras incompletas o con algunas de las letras que va conociendo; además, solicitar a alumnos más grandes o de diferente nivel de conceptualización, que apoyen a sus compañeros de primer grado en actividades de escritura.
  • Realizar actividades de lectura y escritura a partir de un tema común que se trabaje con todo el grupo (las reglas, tablas para el registro de datos, etcétera), por ejemplo: leer y explorar con ayuda de los compañeros y el maestro, textos relacionados con el tema de estudio; escribir frases o palabras relacionadas con el tema; realizar análisis de esas palabras mediante juegos como la lotería, memorama, letras móviles, grafómetro, carta alfabética, etcétera.
  •    Trabajo con el nombre propio.
·         Palabras que riman. Los niños identifican en rimas, poemas o rondas palabras que terminan igual y el maestro lee con los niños. Después juegan a decir otras palabras que riman, por ejemplo: “nuestras sillas son amarillas” y las escriben en su cuaderno.
·         Las adivinanzas. El maestro entrega a un equipo de niños del primer grado una tarjeta con una adivinanza, en tanto que los niños de segundo ayudan a sus compañeros de primero a leerlas. Después escriben otras que sepan y elaboran un “libro de adivinanzas”.
·         Identificar palabras en textos, como poemas, canciones, rondas y cuentos breves.
·         Comparar palabras: si es más o menos larga, si tiene más o menos letras y cuáles son esas letras (con cuál empieza, con cuál termina, tiene la de… empieza con la de…).
·         Construyen oraciones e identifican palabras. El maestro escribe en el pizarrón una oración que los niños le dictan y éstos identifican palabras dentro de esa oración.
·         Cambiar una letra en una palabra. El maestro forma una palabra con letras móviles (por ejemplo: casa), pide a los alumnos que la formen con sus letras y la lean, después cambia la s por m y dice a los niños que hagan lo mismo y lean la palabra. Los escolares continúan de manera semejante con otras palabras.

  • LOTERÍA Y MEMORAMA 
Organizados en equipos de diferentes grados, realizar una lotería y memorama de imagen-texto, por ejemplo: de frutas, animales o juguetes; intercambiar su trabajo con otro equipo para jugar; y los que no han consolidado pueden pedir apoyo a sus compañeros más grandes

  • PALABRAS LARGAS Y CORTAS
Hablar de un tema de interés para los niños, por ejemplo: las frutas o los animales; después, el maestro anota en el pizarrón en dos columnas las palabras según su extensión (largas y cortas) y los niños reflexionan que la extensión de la escritura no depende del tamaño del objeto, por ejemplo: cangrejo-foca, ballena-loro. Los niños las escriben en su cuaderno y pueden hacer otra lista, buscando palabras en libros del acervo con apoyo de sus compañeros más grandes. 

  • EL TARJETERO
Hacer un tipo de zapatero con plástico cristal con 28 compartimentos para colocar palabras que empiezan igual (colección de palabras) y que los niños hayan aprendido, visualizado y escrito. Al inicio lo realizará el maestro y después los niños con apoyo de otros compañeros si es necesario. 

  • LETRAS MÓVILES
Los alumnos dictan al maestro una lista de palabras de lo que se vende en una tienda (por ejemplo: juguetes y productos diversos) para que las escriban en el pizarrón. Después los niños las forman con las letras móviles; una variación es cambiar una letra para formar otras palabras y las escribirán en su cuaderno. 

  • GRAFÓMETRO
Formar palabras a partir de un tema, por ejemplo, la comida preferida de los niños, y preguntar ¿cuántas letras tiene la palabra?, ¿con qué letra comienza? y ¿con qué letra termina?

  • RULETA
Seleccionar ocho sílabas que se escriben en un círculo de cartulina; los niños pasan a girar la ruleta y forman palabras de dos o tres sílabas, las escriben en su cuaderno y entre todos comentan qué significado tienen.

  • CARTA ALFABÉTICA
Los niños dictan al maestro palabras que empiecen con la misma letra (árbol, Alberto, amor, ardilla) y él las anota en la mitad de una cartulina, la cual coloca en la pared, para que los alumnos tengan la oportunidad de revisarlas cuando quieran.

  • EL SOBRE DE PALABRAS
Con el propósito de que los alumnos conozcan la representación escrita de palabras elegidas por ellos mismos, en tarjetas de 2 cm. de ancho por 8 de largo, el alumno escribe, con ayuda del profesor o de un compañero, cuatro palabras que él elija (una por tarjeta). Las palabras serán escritas a 1 cm. de distancia del margen izquierdo, para facilitar a los niños la comparación gráfica. Cada niño escribe sus palabras en la parte externa del sobre tamaño carta en el que las guardará. Esto les permitirá recuperarlas después de realizar un trabajo colectivo. 
Este material servirá para diversos ejercicios, por ejemplo al reunirse por equipos, juntan todas las palabras de los integrantes y las clasifican: largas, que empiezan igual, cantidad de letras, etc.


  • ROMPECABEZAS
Con la finalidad de que los alumnos establezcan la relación entre la pauta sonora y su representación escrita, en cuatro tarjetas de 8 cm. x 12 cm, se traza una línea a lo largo de cada una, dejando un área más grande que otra para que en una aparezca la ilustración y en otra el nombre de la imagen. Después el maestro hace cortes de manera que cada palabra quede dividida en sílabas. Los niños guardan sus palabras en un sobre.
Cuando todos los alumnos tengan sus rompecabezas, intentan armarlos y leer las palabras formadas, luego escribirlas en su cuaderno y/o jugar a intercambiar las sílabas y ver qué palabras nuevas podrían formarse.








































































































 


  • MI PERSONAJE FAVORITO
Para que los alumnos formulen y escriban oraciones a partir de una imagen, se les pide que lleven ilustraciones de su personaje favorito. Se integran en equipos y se les indica que cada alumno presente a su personaje y mencione por qué lo escogió.  Después los alumnos intercambian las ilustraciones y escriben en su cuaderno de quién se trata y qué hace, luego intercambia el cuaderno con quien le dio la ilustración y éste lee lo escrito para verificar la información.
Esta actividad puede realizarse con otros temas, por ejemplo; “mi animal favorito”, “me gustaría conocer a…”, etc. 



  • MEMORAMA DE PALABRAS

Con el propósito de que los alumnos lean palabras y las relacionen con las imágenes que les correspondan, se organizan en equipos y con tarjetas de ilustraciones y de nombres respectivos, juegan al tradicional memorama, colocando las tarjetas al reverso y luego volteando un par para ver si corresponden.

No hay comentarios:

Publicar un comentario